Los ricos mantienen su riqueza en activos.

Mantener el patrimonio en dinero no es una buena idea.

El dinero pierde valor debido a la inflación.

Los activos, normalmente, suben de valor con el paso del tiempo.

 

Defiendo que cada persona debe de tener una cantidad de dinero ahorrado que le permita mantener su nivel de vida un tiempo sin necesidad de ingresos activos.

A mi me gusta 1 año. Otras personas se siente bien con 3 meses. Algunos se sienten más seguros teniendo una cantidad de dinero que le permitiera seguir con su nivel de vida durante 2 años sin tener que trabajar.

En cualquier caso, siempre es conveniente tener una cantidad de dinero ahorrado para hacer frente a cualquier imprevisto que pueda surgir.

Una vez el objetivo de dinero ahorrado está cumplido no tienen mucho más sentido seguir acumulando dinero. Lo que hay que hacer es seguir ahorrando para comprar activos y disponer de riqueza en activos.

La riqueza tiene varias formas y el dinero es solo una de ellas. Alguien que tenga una gran cantidad de inmuebles alquilados es bastante rico aunque en su cuenta solo tuviera 1000 euros. Amancio Ortega, con más del 50% de las acciones de Inditex, es rico solamente con eso a pesar de que no tuviera ni un solo euro en su cuenta bancaria.

La riqueza en forma de dinero es muy sensible a la inflación

El hecho de tener mucho dinero no garantiza tener una gran riqueza. De hecho, aunque la garantice en el presente no lo garantiza en el futuro.

Como ya vimos, acumular una gran cantidad de dinero no sirve. Año tras año el dinero pierde valor debido a la inflación. Además, la inflación es variable cada año, con lo que resultaría imposible prever cuando una cantidad de dinero que hoy parece ser mucho dinero sería poco en el futuro.

Ya ha pasado en el pasado varias veces que una gran cantidad de dinero ahorrado ha dejado al borde de la ruina a mucha gente. Han sido economías que han tenido algún problema. Ha pasado anteriormente y puede volver a pasar.

Alemania, en los años 20, tuvo hiperinflación. Este hecho hizo que el valor del dinero bajara rápidamente. Se llegó al absurdo caso en que para comprar una barra de pan había que pagar con un fajo de billetes de marcos alemanes. Cada día el valor del marco alemán bajaba y ello generó que toda la gente cambiara su dinero a dólares.

De todas formas, sin llegar a casos extremos, en una economía que funcione de manera normal, el dinero pierde valor a medida que trancurre el tiempo. Normalmente se tiende a una inflacción en torno al 2%, lo cual significa que los precios suben de media un 2% y cada año, con nuestro dinero ahorrado, perdemos poder adquisitivo.

Por esto se debe entender que el dinero es solamente una forma de tener riqueza, y ni mucho menos es la mejor de todas.

Cada año el dinero pierde valor. El valor que pierde el dinero es el mismo que la inflación. Para saber como oscila la inflación tenemos el IPC, un índice que trata de medir la inflación sin ser realmente exacto.

En este artículo se explica la pérdida del valor del dólar a la vez que se dan pautas históricas para conocer lo que pasó en cada momento de la historia.

La riqueza en activos no se ve afectada por la inflación

Si dispones de dinero al cabo de un tiempo con ese dinero puedes comprar menos cosas como ya hemos visto.

Normalmente, la riqueza en activos de calidad no pierde poder adquisitivo con el paso del tiempo.

Si tienes un terreno, ese terreno irá subiendo de valor conforme pase el tiempo.

El oro, activo refugio por excelencia, siempre ha subido de precio a largo plazo desde que se empezó a usar como activo. Pero cuidado! aunque la gráfica del oro siempre ha sido, en términos generales, alcista; ha tenido momento puntuales (2-3 años) en la que ha sido bajista.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que que el oro suba de precio no significa que suba de valor, puede que haya subido de precio simplemente porque el dólar ha bajado de valor. Si el dólar baja de valor hacen falta más dólares para comprar la misma cantidad de oro, con lo que puede parecer que el oro ha subido cuando, en realidad, lo que ha pasado es que el dólar ha bajado de valor.

Formas de riqueza en activos

Hay muchas formas de acumular la riqueza. Para dinero que se quiera usar de inmediato tener el dinero en metálico o en una cuenta corriente puede ser la mejor opción. Para dinero que no se quiera usar en el corto plazo hay mejores formas.

Cuenta corriente

Una cuenta corriente es, prácticamente, lo mismo que tener dinero en metálico. La inflación le afecta de la misma forma. La única ventaja es que el dinero de una cuenta corriente está protegido de un robo, incendio o pérdida.

Una cuenta corriente está bien para tener dinero de forma líquida. Es donde debería estar metido el dinero ahorrado para imprevistos. Pero el resto del dinero ahorrado debería estar en otro estado.

Plazos fijos (renta fija)

Los plazos fijos son productos tales como los bonos y las obligaciones.

En pocas palabras, comprar un título de renta fija consiste en prestarle el dinero a alguien a cambio de que la totalidad del dinero se devuelva en un tiempo acordado con un interés a favor del que realiza el préstamo.

Los plazos fijos tienen la fama de ser seguros porque normalmente lo son. Pero siempre puede pasar que la entidad a la que se le ha prestado el dinero entre en quiebra o tenga cualquier otro problema que le dificulte la posibilidad de devolver el dinero. Normalmente productos como Bonos o Plazos fijos son prestados a entidades solventes tales como puede ser el estado o grandes bancos.

Para que un plazo fijo sea rentable tiene que otorgar un interés por encima de la inflación.

Inmuebles

La vivienda en España siempre se ha considerado una buena inversión. Aunque ha tenido sus años dorados, la compra de inmuebles no es una inversión tan buena como la gente cree. Tener la riqueza en activos inmuebles es una buena forma de protegerse contra la inflación pero no es tan buen negocio como se suele pensar.

Un Inmueble tienen la ventaja de estar bien protegido contra la inflación pero tiene 3 grandes inconvenientes:

  • Los gastos que se pagan en el momento de la compra/venta: impuestos, notario, gestoría, etc.
  • Los gastos que origina tener un inmueble.
  • Su alto precio hace muy difícil la diversificación de activos.

En la época dorada de los inmuebles ha habido gente que ha comprado un piso por 12 millones y lo ha vendido a los 4 años por 18 millones. Esto da la impresión de que los inmuebles son muy rentables. En realidad esta inversión no es lo rentable que pudiera parecer.

En el momento que se compró el piso por 12 millones se paga en realidad 13 millones debido a los gastos de compra.
Cuando el piso se vende  hay que pagar dos veces, una por los gastos de compra venta y otra vez por los impuestos de ganancias.
Así resulta que tenemos un piso que se vende por 18 millones pero el vendedos solo ve 16.5 millones.
Ha esto hay que sumarle los 4 años que el piso ha tenido gastos.
Lo que en apariencia pudiera parecer una ganancia de 6 millones de euros en realidad se queda en una ganancia de menos de 3.5 millones de euros.

Queda muy bien decir «Me compré un piso por 12 millones y lo vendí por 18«. Y es algo que es cierto. Lo que ya no se dice es que de los 6 millones de diferencia entre el precio de compra y venta más de un tercio son para pagar gastos e impuestos.

En cualquier caso tener la riqueza en activos inmuebles es mejor que tener la riqueza en forma de dinero. Siempre y cuando se use ese inmueble o bien para vivir en él o bien como un generador de rentas (alquilándolo).

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son productos de renta variable que cogen el dinero y lo invierten. Los fondos de inversión funcionan bastante bien ya que suelen crecer a largo plazo por encima de la inflación. Aunque tienen también altibajos. Pero lo normal es que crezcan.

Esto quiere decir que la riqueza en activos fondos de inversión va a crecer a largo plazo. Pero también que hay que mirar muy bien el momento para comprar fondos de inversión. Si se hace en un mal momento puede ser que el dinero invertido baje de valor en lugar de que suba y se mantenga por debajo del precio de compra durante años.

Acciones de empresas

Las acciones en bolsa tienen muy mala fama. Pero en mi opinión es una de las mejores formas de inversión.

Con acciones de bolsa es fácil diversificar ya que se pueden comprar acciones de bolsa de distintas compañías. Cuando se invierte en inmuebles, su alto precio hace casi imposible la diversificación.

Las acciones de bolsa tienen una elevada liquidez. En cualquier momento puedes vender las acciones de bolsa para recuperar el dinero.

Las rentas de las acciones de bolsa son continuas. En el momento de comprar acciones estas te van a dar una renta periódica en forma de dividendo. Al contrario que un inmueble que una vez comprado te tienes que preocupar de buscar inquilino.

La información que hay sobre las empresas cotizadas en bolsa es mucho mayor que hay sobre los inmuebles. Es todo bastante transparente. Lo cual hace que puedas invertir en las empresas que mejor se ajusten a ti y a tu estrategia.

La rentabilidad en bolsa ha sido en el pasado mayor que la de cualquier otro activo y puedes hacerte una idea de cuanto es. Si compras acciones de una empresa que cotiza a 20 euros y paga 1 euro de dividendo sabes que la rentabilidad esperada de las rentas es del 5%.

La seguridad en el cobro de la renta es muy alta, al contrario que pasa con los inquilinos de los inmuebles que pueden decidir dejar de pagar de un día para otro. Además un inmueble se quedará vacio pronto o tarde. Pero las acciones van a seguir pagando sus dividendos religiosamente.

Las acciones de la bolsa son volatiles, su precio varía a lo largo del tiempo. Por este motivo es muy importante el momento de compra. Si se compran en mal momento es cuando las acciones de bolsa se convierten en una mala inversión. Como veremos en otro artículo, hay estrategias para evitar comprar acciones de bolsa en sus peores momentos.

Materias primas

Las materias primas son un buen refugio contra la inflación pero al contrario que inmuebles, fondos y acciones las materias primas no pagan ninguna renta.

La inversión en materias primas depende únicamente de la especulación, lo que la convierten en una inversión bastante difícil como todas las inversiones especulativas.

 

Hay bastantes más formas de riqueza en activos: Tener tu propia empresa, Coleccionar objetos que puedan ser revalorizables en el tiempo, tener obras de arte, etc.

 

Conclusiones

En este escrito solo quería hacer ver que tener el dinero ahorrado en forma de dinero en metálico o en una cuenta corriente no es una buena idea.

  • El dinero pierde su valor con el paso del tiempo.
  • Para combatir a la inflación se debe tener invertida la riqueza en activos y no en dinero en metallico. Las hay más o menos seguras como la renta fija o en opciones más volátiles como en renta variable.
  • Dependiendo de cuando creas que puedes necesitar el dinero es mejor una opción u otra. Normalmente a largo plazo la renta variable (fondos de inversión y acciones de bolsa) son más rentables, pero a corto y medio plazo, por seguridad, es más prudente usar inversiones menos volátiles como la renta fija.
  • En mi opinión, las mejores inversiones son aquellas que te proporcionan unas rentas. Por ejemplo, tener una plaza de garaje en el centro de Madrid es una buena inversión porque lo normal es tenerla alquilada o es fácil alquilarla en caso de no tenerla alquilada. Proporciona una renta periodica mensual y en caso de necesitar venderse no debería ser un gran problema.
  • Una vez tengas un dinero ahorrado que te proporcione seguridad deberías invertir el resto del dinero ahorrado en productos en los que te sientas cómodo. Un plazo fijo que otorgue un interés por encima de la inflación (hoy en día situada en un 2%) debería ser suficiente para hacer que tu dinero no pierda poder adquisitivo.

 

La foto principal ha sido tomada por NeONBRAND y sacada de Unsplash.

Quieres leer más entradas que te ayuden a educarte financieramente. Forma parte de Rompiendo Fronteras